VIDA Y OBRA DE DON GERONIMO

Don Gerónimo nació en un caserío o aldea llamada “El Borococo”, jurisdicción de Santa Ana, el día 09 de julio del año 1907, siendo uno de 4 hermanos hijos de la Sra. Petronila Briceño.

Desde temprana edad le gustó la actividad comercial y se trasladaba a Flor de Patria a vender productos del campo en un “arreo” de burros, los cuales eran adquiridos en un establecimiento comercial de mucha importancia para la época, propiedad de un señor que gozaba de mucho respeto en la población de nombre “Ulises Cabrera” y con el ingreso que obtenía con la venta de su mercancía llevaba a su casa víveres necesarios para la subsistencia de madres y hermanos.

Al cabo de un tiempo “Don Ulises”, viendo la aptitud del joven Gerónimo para el comercio lo empleó en su negocio para que con la poca instrucción que poseía llevara las cuentas corrientes que mantenía con los productores de café de la región. Unos abonaban y otros cancelaban sus deudas con el negocio por concepto de pescado seco, panela, sal y otros víveres suministrado por dicho establecimiento a crédito.

Era una especie de trueque que se efectuaba. Falleciendo “Don Ulises” su viuda decidió vender el negocio al joven Gerónimo quien lo mantuvo por un tiempo en compañía de su hermano Cipriano Briceño, liquidado el negocio Don Gerónimo conoció al Sr. Silvio Montilla Díaz, procedente de otro caserío denominado “Capellanías”, pueblo vecino al Borococo y decidieron asociarse para establecer una compra-venta de café crudo que funcionó en un local de la calle principal de Flor de Patria. El café que adquirían era seleccionado y ensacado para enviarlo en camión a una torrefactora en Caracas, que habían adquirido para tales fines.

De igual forma Don Gerónimo se casó en Flor de Patria con María Dolores García Terán (Lola García de Briceño), pusieron una fábrica de chimo que duró algún tiempo, al liquidar esta fábrica Don Gerónimo, fabricó en la población de Pampán un establecimiento para vivienda de su familia y negocio de telas, perfumes, sombreros y otras mercancías. Hoy en día se encuentra en esta casa un negocio con el nombre de “La Casa del Pueblo”, propiedad del Sr. Armando Mastroianni.

Con la inquietud comercial que lo caracterizó toda su vida, emprendió la venta de café molido en menor escala lo que dio origen a la fundación, en el año 1960 de lo que hoy en día lleva el nombre de “Central Cafetero Flor de Patria. Gerónimo Briceño & Cía., S.A, empresa que con el tiempo fue estableciendo depósitos en Caracas, Barquisimeto, Maracaibo, Coro, Barinas, Anaco y Ciudad Ojeda. Muchos de ellos fueron cerrados por varias razones. Esta compañía la componen 25 accionistas de descendencia Briceño y Montilla, mantiene un personal fijo de alrededor de 240 empleados y obreros. Cuenta con maquinaria, equipos y vehículos modernos para la torrefacción, molienda, distribución de café y en grano tostado.

Don Silvio Montilla Díaz, quien llego a ocupar la presidencia de la compañía, por muchos años hasta su sensible fallecimiento, fue un socio eterno, fiel a Don Gerónimo con una gran capacidad de trabajo y una honestidad a toda prueba.

Don Gerónimo Briceño fundó así mismo, dos empresas ganaderas para la ceba de ganado vacuno las cuales fueron: Agropecuarias las Delicias, C.A y Ganadería Santa Elena C.A, esta última vendida y la otra ubicada en el sitio conocido como “Carrao”, en el 3 de Febrero, Santa Isabel, Dto. Betijoque, se mantiene con el engorde de ganado bajo la experta dirección de la Ingeniera Eglee Gisela Briceño Gil, hija de Don Gerónimo.

Don Gerónimo hacía tiempo mantenía una extensión de terreno por los lados de los cerrillos en Flor de Patria y decidió donarlo para que mucha gente construyera sus casas familiares, en agradecimiento de tal acción le dieron el nombre de Lola García de Briceño, en honor a su fallecida y gran esposa. Hay que hacer notar que las tierras que ocupa la Agropecuaria las Delicias, C.A, en el sitio arriba mencionado, utilizados para engorde de ganado, fue producto de una permuta, que se hizo con el antiguo Instituto Agrario Nacional (IAN), donde Don Gerónimo entregaba la hacienda “La Represa” ubicada en el golfio, jurisdicción del Municipio Pampán, también dedicada a la ceba de ganado y leche, a cuenta de mayor suma que era el precio de las tierras entregadas por el IAN.

Don Gerónimo Briceño fue apasionado del Béisbol al punto que fundó un equipo con el nombre de Industriales de Flor de Patria, el cual mantenía con sus gastos de uniforme, zapatos, pelotas, bates y guantes. Hoy en día el Estadio de Flor de Patria lleva el nombre de su hijo Paco Briceño. También le gustaba adquirir caballos finos para intervenir en grandes cabalgatas.

Don Gerónimo Briceño fue condecorado por la Presidencia de la República en su primera y segunda clase con la orden al Mérito en el Trabajo.

Don Gerónimo falleció el 16 de Febrero del año 1996, a los 88 años de edad, habiendo sido uno de los calificados y exitosos empresarios Trujillanos.